*Amplie las imagenes con un "CLICK"...

12 de febrero de 2009

Protección medieval



Arceniega como pueblo medieval tuvo murallas que la protegieron de las numerosas luchas internas entre familias de este Valle y también de los valles próximos.



El asentamiento poblacional de Arceniega, en su andadura por el medioevo, elige un estratégico promontorio de facil defensa ayudándose en el terreno. Su trama urbana, al igual que en el resto de las villas del País Vasco levantadas durante el medioevo, se ha de adaptar a la orografía del promontorio en que se asienta. Apenas quedan hoy vestigios de las antiguas murallas de la Villa, aunque sí vislumbramos la línea o contorno que debió seguir.





El recinto murado o casco medieval, se articula en tres calles paralelas y principales con dirección E-W (250 metros en este eje principal y 140 metros en el secundario), cortadas por dos cantones descendentes hacia el Norte, comunicando aquéllas en sus zonas intermedias y por dos rampas en los extremos, que mueren en la calle de Abajo.





La muralla es el elemento morfológico más notable de los pueblos medievales. Arceniega dispuso de recinto murado, como así parece certificarlo en un papel de archivo que indica que en el año 1596 estaba cercado de murallas. El circuito de la puebla murada comprendía la puebla de la villa por entero, quedando fuera, rozando con él, la casa-Torre. Dícenos el P. Henao, por lo que en su tiempo vió, "que algo de muralla con sus puertas que en su tiempo se conservaba, daba muestras que la tuvo muy fuerte".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada