*Amplie las imagenes con un "CLICK"...

8 de septiembre de 2012

Arceniega desde el corazón




En esta tranquila villa, en este durmiente rincón alavés sucede esto:

 Decir VIRGEN DE LA ENCINA es decir ARCENIEGA. Si no lo puntualiza la voz lo hace el corazón. Nos ha sido transmitido ese auténtico y real, grande y doble cariño, por las muchísimas generaciones anteriores. Cariño que por ser vivido muy intensamente, casi se ha transformado en un gen más de nuestras células reproductoras.

1.-SU FIGURA














Hay mucho escrito y comentado de palabra, mucho plasmado en fotografías, pinturas, dibujos y en cuanto sirve para dar a conocer a tal madre espiritual, saber de sus regalos y de la Casa que construyeron y decoraron sus hijos, orgullosos al tenerla como una vecina más... Aunque todo es muy conocido, ha de verse aquí una pequeña muestra como expresión de sentimientos, no en vano este capítulo se titula “Arceniega desde el corazón”.





Para entender lo que un vocablo, un nombre, puede despertar en el espíritu humano, crear, dar vida, alimentar en las distintas etapas del transcurrir de los años, reproducimos lo plasmado en papel por un hijo de la villa. Viene a ser un resumen de sentimientos y de vivencias en un recorrido físico de lugares queridos referidos a la devoción a esa Virgen y que, por pertenecer a la etapa de la infancia, resultan inolvidables; permanecen como incrustados en la mente y en el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada